En su última carrera, Bolt cede su corona a Gatlin

0
597
Usain Bolt

El jamaicano Usain Bolt no pudo tener la despedida de cuento de hadas que esperaba y solo pudo ser tercero en la final de 100 metros del Mundial de Londres-2017, su última participación en la distancia antes de su retirada, mientras que el veterano estadounidense Justin Gatlin se llevó el título.

Gatlin, de 35 años, que había ganado el título olímpico en Atenas-2004 y el mundial en Helsinki-2005, antes de cumplir una sanción de cuatro años por dopaje, ganó con un tiempo de 9.92, delante del también estadounidense Christian Coleman (9.94) y Bolt, que logró el bronce (9.95).

Bolt igualó su mejor tiempo de la temporada logrado el pasado 21 de julio en Mónaco, pero no le fue suficiente para ganar, pese a que en su último esfuerzo metió la cabeza y el pecho y dejó dudas sobre su posición final, mientras el público del Olímpico de Londres esperaba impaciente el resultado.

Cuando se anunció como ganador a Gatlin, el estadio se llenó de abucheos, debido a su pasado con el dopaje.

La carrera sirvió de venganza al atletismo estadounidense respecto a los velocistas jamaicanos, después del dominio absoluto de la isla caribeña en la prueba, con Bolt como estandarte.

Mientras que el veterano Gatlin se llevó el oro, con la plata para el joven Coleman (21 años), que tiene en su poder la mejor marca de la temporada, Jamaica se tuvo que conformar con el tercer puesto de Bolt y el cuarto de Yohan Blake (9.99).

Usain Bolt, de casi 31 años, el mejor atleta de todos los tiempos, se quedó de este modo sin un final completamente feliz, cediendo su corona en los 100 metros.

Abucheado en la ceremonia de entrega de medallas

Gatlin, campeón mundial de 100 metros, fue abucheado también en la ceremonia de entrega de medallas, un día después de su sonada victoria sobre el plusmarquista mundial, Usain Bolt, que se despedía de la competición individual en la final de 100 metros.

Por una vez, el medallista de bronce, Bolt, fue quien recibió el mayor apoyo del público, aclamado de forma incondicional. El subcampeón, Christian Coleman, también estadounidense, recibió aplausos más tibios.

Cuando sonó el nombre de Gatlin, dos veces suspendido por dopaje, los abucheos en las gradas fueron mayoritarios, frente a una parte del público que sí le aplaudió.

El propio Bolt felicitó ayer públicamente al estadounidense y reconoció que se había merecido la victoria.

ETN/AFP/EFE.

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí