Se acabó la sequía melenuda

0
123
AVN

Después de 374 días y nueve compromisos disputados, los fanáticos de los Leones del Caracaspueden volver a sonreír, ya que venció 8-7 a los Navegantes del Magallanes en el último duelo de la serie particular entre ambos.

Los capitalinos necesitaron de 12 entradas en el Universitario para poder acabar con el yugo de los eléctricos, gracias a un batazo de Henry Rodríguez, que pegó contra la pared del jardín derecho en la parte baja de ese acto, que trajo a la goma a Wilfredo Tovar con al carrera de la victoria.

Sabía que había sido un buen contacto, hubiera sido bueno que se iba pero pegó contra la pared y lo importante es que anotamos la carrera y ganamos”, destacó el pollito luego de la celebración.

Los 20.665 espectadores que dijeron presente en el “coso de los Chaguaramos” desataron la celebración cuando vieron que Tovar pisaba la goma con la carrera del triunfo y que evitó el zapatero de los eléctricos, algo que también le quitó un peso de encima al mánager Mike Rojas.

Todo lo que podía pasar en un juego pasó hoy, de los dos lados. Batallamos 12 innings y por primera vez conseguimos la victoria contra ellos”, confesó Rojas, quien le dio meritos a su equipo y agradeció la suerte con la que esta vez si contaron, esquiva en los otros juegos de los eternos rivales.

Cuando uno es homeclub y tiene la oportunidad de ganar juegos como hoy, abajo dos veces y remontando con jonrones… vaya estoy contento con lo que hicieron lo muchachos, no mucho con el pitcheo pero batallaron”, setenció.

Ahora centra su atención en la batalla por el primer lugar de la clasificación, en la cual aún mantiene aspiraciones: “La serie fue 8-1 y pero tenemos el mismo récord y tenemos chance de ganar la liga así que esto es una victoria más. Ahora es que falta”.

ETN/Líder

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí