¿Qué personaje morirá en la temporada 7 de Juego de Tronos?

0
156

Son varios los personajes que tienen buenas papeletas para doblar la servilleta este año, pero si tuviese que apostar por alguien sería por Meñique. Teniendo en cuenta que Sansa Stark reveló que no se fiaba de él y que nos han prometido que la joven volverá más despiadada, es muy probable que se vuelta contra su maquiavélico consejero. Sería un punto interesante para el personaje, ahora que está a salvo en Invernalia y no tiene otra cosa que hacer.

Theon y Yara Greyjoy se enfrentarán, casi con total seguridad, a su tío Euron. Y de ahí podemos esperar que uno de los dos hermanos caiga en la batalla. ¿Caerá ‘Juego de Tronos’ en la penosa costumbre de las series norteamericanas de matar a todas las lesbianas que aparecen en pantalla? De ser así, Theon tendría que dejar atrás sus traumas y dar un paso adelante para coger las riendas de la Casa Greyjoy. Si es él quien perece en la contienda, podremos tener un emotivo final para un personaje deleznable que consiguió redimirse.

En el bando Targaryen tendremos bajas asegurados. Si damos por hecho que Daenerys y Tyrion son personajes demasiado importantes y que deben llegar a la temporada final, nos quedan unas cuantas opciones. Por un lado tenemos a Gusano Gris y Missandei, que estrenan romance según los tráilers y eso les pone en el punto de mira. Él ya esquivó a la muerte en Meereen, pero puede que no lo tenga tan fácil cuando asalte Roca Casterly. Olenna Tyrell o Ellaria Arena (y sus serpientes) son otras bajas factibles en esta alianza.

Aunque hablando de allegados de Daenerys, quien no parece que vaya a sobrevivir a este año es Jorah Mormont, muy afectado por la psoriagris. Otros cuyo futuro podría tener los días contados son Lord Davos, aunque este creo que aguanta, Melisandre, los hombres de la Hermandad Sin Estandartes, incluido el Perro, o Tormund, que podría ser la pérdida en las expediciones Más allá del Muro.

Pero todas estas propuestas no dejan de ser de personajes menores. Y como todos sabemos, cada temporada nos arrebata al menos a un personaje potente. ¿Cuál será la gran muerte de este año? Puede ser Cersei. No solo lo tiene muy complicado para mantenerse en el Trono de Hierro con tantos enemigos, sino que su relación con Jaime no pasaría por su mejor momento y podría derivar en la profecía que ya se sabe. La alternativa sería que, en vez de ella, sea su hermano y amante quien líe el petate.

¿Y algo más sorprendente? Desde luego Tyrion Lannister sería la baja más dolorosa para el fandom y si no perdemos de vista que ha caído en un rol demasiado secundario como apoyo de Daenerys, su fallecimiento no sería tan disparatado. ¿Llegará a reencontrarse con Cersei y Jaime y saltarán chispas? Desde luego, ella le tiene ganas.

Un sentimiento similar tendríamos si sesgan la vida de Sansa o Arya Stark, que ya hemos sufrido mucho por los lobos, pero sus tramas podrían estar agotándose. ¿Qué hará Sansa en el Norte si Jon se va a la Gran Guerra contra los Caminantes? ¿qué misiones le queda por cumplir a Arya además de su lista de la venganza? No obstante, creo que ambas pueden aguantar toda la temporada vivas, así que para apostar fuerte por la muerte de un Stark me decantaría por Jon Snow. A lo loco. ¿Te imaginas que, después de que resucitase, se lo vuelvan a matar? Sería EL SHOCK. Y nos dejaría huérfanos de héroe, temiendo que el bien no derrote al mal y preguntándonos quién será ahora la tercera cabeza de dragón.

ETN/Fotogramas

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí