La navidad venezolana comienza por la barriguita

0
226

Hoy es 1ro de diciembre, y todo indica que ya ha llegado la navidad. Digan lo que digan, el mejor mes del año; mes de celebración, de fiesta, de encuentros con amigos y familiares, y es allí en donde la comida juega un papel primordial en la mesa de las venezolanas y los venezolanos.

Sí, lo sé, los ánimos andan un poco bajos en las calles. Es difícil comprar los ingredientes, o el producto final, para lograr esa gran comilona de navidad y de año nuevo, pero si algo nos caracteriza a los que moramos en el norte del sur de América, es que hacemos de tripas corazones y logramos poner esas mesas hermosas repletas de comida deliciosa y de amor.

La comida en navidad es justamente eso, amor puro. En cada aceituna en una hallaca, pasita en el pan de jamón, clavito de olor en el dulce de lechosa, van años de tradición, amor por el cielo azul y despejado que acostumbra tener diciembre, y esas ráfagas de frío –que aún no llega- que emulan la bajada de Pacheco a Caracas.

Aunque ya sabemos qué nos hace perder la dieta en el último mes de año, haremos un recorrido por las mejores recetas para estas fiestas.

Hallacas

“La mejor hallaca la hace mi mamá” y ¡ayyy! De quien se atreva a decir otra cosa.

El origen de hallaca tiene muchas versiones: que si el nombre que proviene de la combinación de la palabra “Allá” (ingredientes de otros países), y “Acá” (masa de maíz y hojas de plátano), resultando la “Allá + acá”, y luego el nombre “Hallaca”.

O que el término “Ayacá”, de origen tupí-guaraní, significa bulto. O que en unas Navidades, los blancos criollos celebraron con una gran comilona, y el obispo de Caracas les exhortó a comer como los indios que trabajaban en el “Camino de los Españoles”, con hallacas o bollos o tamales rellenos de sobras, y así lo hicieron.

Cualquiera que sea el cuento original, este plato es proveniente de nuestros pueblos originarios y, hasta ahora, cada región y cada casa la prepara de maneras diferentes, con recetas diferentes, con mañas diferentes.

Las “gochas” tienen garbanzo, las caraqueñas con bastante papelón, las orientales pueden ser de pescado. Otras llevan caraotas, huevos sancochados, con encurtidos o almendras.

¿Cómo preparas la tuya?

Pan de Jamón

Este delicioso manjar –para mí lo es-, no tiene otro origen sino venezolano. Es un plato joven, ninguno de nuestros ancestros lo ideó, ni lo probó.

El Pan de Jamón se inventó en 1905 en la panadería “Ramella” ubicada en la esquina de Gradillas, iniciando el relleno sólo con los restos de jamón que quedaban del día, pero al pasar de los años, fueron agregando las pasas y las aceitunas. De allí, fue a las casas hasta convertirse en uno de los protagonistas del plato navideño.

Ensalada de Gallina

Papas, zanahorias, guisantes, pollo o gallina, y mayonesa. Esos son los ingredientes principales de la ensalada de navidad. Si usted le pone pasitas, manzana, piña y otros artilugios, es por gusto, pero no es lo tradicional.

Su origen se remontada a la Caracas de los techos rojos a la que le cantó Billos. En otras partes del mundo, como en Uruguay, tienen una ensalada exactamente igual, pero le llaman “Rusa”.

Este revoltillo va muy bien con unas arepitas asadas el 25 o 1ro de diciembre.

(Vea también Venezuela huele a especias, ají dulce, sarrapia y papelón)

Pernil

La parte trasera del cerdo llegó a la mesa venezolana con la invasión europea. En navidad, suele comerse alguna proteína animal (carne vacuna, pavo, pollo), pero el pernil es lo más deseado.

De acuerdo a Tulio Febres Cordero en su libro Cocina Criolla, la receta más antigua encontrada es de 1899.

Frutas

Las frutas en esta época del año son importantes, sobre todo porque en la mesa de año nuevo representan abundancia.

Manzanas, mandarinas y uvas, las recuerdo en una cesta mientras contábamos las “uvas del tiempo” el 31.

Todo esto va acompañado de la torta negra o dulce de lechosa, y se pasa con un trago de ponche.

#DeliciosasCoordenadas

  • Buenos panes de jamón, pueden conseguirse en Artesanos Cafetería, en la plaza Bolívar, centro de Caracas.
  • El año pasado se los compré a Repostería y Comidas Duo DMC (@duomcca en Instagram). Sencillamente deliciosos.
  • La mejor hallaca: la de mi mamá.

Todo lo demás, tratamos de hacerlo en casa para no perder la tradición.

Las navidades pasadas vinieron al país, unos parientes uruguayos y quedaron sorprendidos con la cantidad de comida que hacemos los venezolanos para sus fiestas navideñas, pero lo que más les impresionó fue ver que sí, nos comíamos todo eso a las 11 de la noche… y repetíamos en la mañana siguiente, y a mediodía, y en la noche.

Que estas navidad no falte la comida, pero que tampoco falte la alegría, la armonía, y esas ganas de abrazar fuerte a tus familiares con una gran sonrisa, que les salga del corazón.

¡Feliz inicio de la navidad!  

ETN/Aimeg García y Beriozka Fereira

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí