Hay alimentos que gozan de unas propiedades tan majestuosas, que permiten sean utilizados de mil maneras. Ese es el caso de la Auyama, Calabaza o Zapallo, que con su versatilidad, podemos crear platos dulces y salados, desde reconfortantes sopas hasta deliciosos postres.

La Cucúrbita Máxima -en su nombre científico-, proviene de una yerba rastrera (familia de las cucurbitáceas) originaria de América. Su fruto es hermano del calabacín, melón, pepino y la patilla, es por ello que es un excelente diurético al contener 90% de agua, y otro dato muy importante: no es un carbohidrato.

(Vea también Con un negrito, con leche o marrón, venezolanos celebran el Día Internacional del Café)

También tiene vitaminas A, C, E, B, B2, B3, B6 y minerales como potasio, calcio magnesio, fósforo y hierro. Es un espectáculo de alimento.

Una vez descritas sus propiedades, hablemos de lo que nos importa: la comida.

Todo se come

De la Auyama podemos comernos casi todo, su pulpa, sus semillas y su flor. Existen otras recetas en donde es bien utilizada la corteza, pues luego de algunas horas de cocción, suele ser suave y deliciosa.

Las semillas, por ejemplo, pueden ser utilizadas como merienda: se lavan bien para luego remojarlas 2 días en agua con un poquitico de sal; secarlas, tostarlas y aderezar al gusto.

La flor puede contener cualquier tipo de relleno. Pasadas por huevo, pan rallado y aceite bien caliente, son un acompañante perfecto, especial para personas con dieta vegana.

La cáscara puede ser utilizada para enriquecer ensaladas, arroz o aperitivos, luego de ser ablandada. Para ello, se coloca en agua hirviendo hasta que esté completamente suave.

Recetas

Imagínese una impactante crema de Auyama, pero no la sopa, sino la que puede disfrutar en una fiesta como un buen pasapalo. O una tortica, tipo Torta de Pan, pero con base de Calabaza.

Bueno, he aquí las recetas:

Hummus de Auyama

Ingredientes
  • 400 g de auyama
  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 2 dientes de ajo sin pelar
  • 3 cucharadas de tahine
  • 4 cucharadas de zumo de limón
  • 1/4 de taza de agua muy fría
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimentón picante (opcional)
  • 1 cucharada de miel de abejas
Preparación
  1. Cortar la auyama en dados gruesos y ponerla sobre una bandeja de horno cubierta con papel de horno. Sazonarla y añadirle los ajos sin pelar. Asar unos 45 minutos o hasta que esté muy tierna. Dejar que se enfríe.
  2. Mezclar la auyama con los garbanzos y triturar.
  3. Con la batidora en marcha, añadir el tahine, el zumo de limón, los ajos pelados, una cucharadita de sal y la cucharada de miel.
  4. Finalmente, añadir agua helada sin dejar de batir hasta obtener una textura cremosa, si requiere puede agregar un poco más de agua.
  5. Poner el hummus en un bol, taparlo con plástico transparente y dejarlo reposar un mínimo de media hora.
  6. Para servirlo, extender el hummus en un plato y rociar con un chorrito de aceite de oliva y pimentón picante si se quiere, también puede agregar un hilo de miel.

Torta de Auyama (tipo quesillo)

Ingredientes
  • 500 gr de auyama (calabaza)
  • 3 huevos
  • 100 grs mantequilla
  • 2 y 1/2 tazas de harina
  • 1 cucharada de polvo para hornear
  • 1/2 taza de aceite de girasol o maiz
  • 4 cucharadas de vainilla
  • 1 cucharada de canela
  • 1 taza de azucar moreno
  • 1/4 de taza de leche condensada
  • 1/2 taza de uvas pasas
Preparación
  1. Precalentar el horno a 200ºC.
  2. Cortar la Auyama, sancochar hasta que esté blanda.
  3. Colar y tritur con un tenedor hasta hacerla puré. La colocamos en un recipiente grande y añadimos todos los ingredientes de la lista menos las pasitas. Mezcle de último la harina de trigo.
  4. Mezclar todo bien, puede ser con un batidor, con un tenedor o con la máquina mientras ponemos las pasitas en remojo (en ron o agua) Ésto hará que se inflen y queden húmedas y se sentirá más su sabor en la torta.
  5. Una vez que infladas las pasas, escurrir el agua, pasarlas por harina y la agregar a la mezcla (con este truco no se quedan en el fondo de la torta).
  6. Enmantequillamos el molde, lo enharinar y vacir la mezcla. Por último esparce 4 cucharadas de azúcar moreno sobre ésta.
  7. Hornear a 200ºC de 40 a 45 minutos. (estará lista cuando al introducir un palillo salga seco) Luego hay que dejar que se enfríe bien para que se compacte, ya que al sacarla aún está muy suave y da la impresión de que está cruda aunque no sea así.

Y ahora, a disfrutar.

¡Buen provecho! 

(Vea también Cafungas: Herencia afrodescendiente con sabor a pueblo y tambor)

ETN/Aimeg García y Beriozka Ferera

Receta de la Torta de Auyama: La Cocina de Gisele

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí