Brasil empieza a entregarse otra vez al gozo del Carnaval

0
115
Blocos

Los brasileños se entregaron desde este sábado al gozo del Carnaval, la fiesta más popular que existe en el país y que tiene como animadoras anticipadas a ruidosas bandas conocidas como “blocos”, que se tomaron las calles este sábado.

Los “blocos”, que llegan a ser seguidos por decenas de miles de personas, son para muchos la más auténtica expresión del Carnaval popular y la antítesis del desfile de las escuelas de samba en el “Sambódromo”, para el que las entradas pueden llegar a costar 1.800 reales (unos 570 dólares).

A la fiesta popular y callejera se sumaron hoy cerca de 50.000 personas que salieron a recorrer las calles de Río de Janeiro atrás de la Banda de Ipanema, que desde 1964 desfila por las playas del barrio del mismo nombre, que Vinicius de Moraes y Antonio Carlos Jobin convirtieron en poesía y bossa nova gracias a una “garota”.

En total, unos 25 “blocos” recorrieron las calles de Río de Janeiro este sábado, seguidos por multitudes que se entregaron a la samba al ritmo de infernales tambores que resonarán en la ciudad al menos hasta el “miércoles de ceniza”, el próximo 14 de febrero.

Comparsas callejeras hay para todos los gustos y edades y ello se vio hoy en el desfile de “Desliga de la Justicia”, una banda que congregó a cientos de adultos y niños disfrazados en su mayoría de personajes de comic y súper héroes.

También hubo desfiles en las calles de Sao Paulo, Recife, Olinda y Salvador, ciudades que con Río de Janeiro concentran las mayores y más populares fiestas de Carnaval del país, y hasta en la más pacata y administrativa Brasilia, donde “Suvaco da Asa” ocupó por completo el céntrico Eje Monumental.

Los “blocos” serán los grandes animadores de la fiesta callejera, pero los próximos 12 y 13 de febrero cederán parte del protagonismo de la juerga a la que cada año se entregan los brasileños a los desfiles del “Sambódromo”, donde doce escuelas de samba del llamado Grupo Principal competirán por el campeonato de este Carnaval.

ETN/EFE

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí