Apple admite que todos sus dispositivos están afectados por el fallo en microchips

0
117

El gigante informático ha confirmado que los fallos de los chips afectan a todos sus dispositivos Apple. La compañía prepara protecciones para remediar esta situación. Apple dijo que todos los sistemas Mac y dispositivos con iOS están expuestos a estos fallos de seguridad. No obstante, “no hay ataques conocidos que estén afectando a nuestros clientes en estos momentos”.

Dispositivos Apple

Apple detalló que iOS 11.2, macOS 10.13.2, y tvOS 11.2 ya cuentan con protecciones disponibles. Asimismo, afirmó que en los próximos días continuarán facilitando parches para cubrir toda su gama de productos. La confirmación de Apple llega después de que Intel, la compañía en el centro de la polémica, asegurara que este problema de seguridad involucra a varios suministradores y no sólo a ellos.

Intel respondió a una información surgida de la revista digital británica ‘The Register’. Esta publicación reveló una grieta que podía exponer las computadoras a la actividad de delincuentes informáticos. En su nota, Intel aseguró que, según unos estudios realizados en los últimos meses por varias compañías, “muchos tipos de dispositivos informáticos –con procesadores y sistemas operativos de numerosos y diferentes suministradores– son susceptibles de verse afectados por estas vulnerabilidades”.

Spectre y Meltdown

La cadena pública británica BBC explicó que se han detectado dos “defectos”: Spectre y Meltdown. Meltdown afecta a ordenadores portátiles, de mesa y servidores de internet con microchips de Intel, mientras que Spectre tendría un mayor alcance al afectar a chips en teléfonos inteligentes, tabletas y ordenadores con procesadores de Intel, ARM y AMD.

“Intel se compromete a proporcionar la máxima seguridad a sus productos y clientes. Está colaborando estrechamente con muchas otras compañías tecnológicas –incluidas AMD, ARM Holdings y varios suministradores de sistemas operativos– para desarrollar un mecanismo para resolver este problema en todo el sector de forma inmediata y constructiva”, declaró. La compañía con sede en Santa Clara (EEUU) ha comenzado a “proporcionar actualizaciones de software y ‘firmware’ (soporte lógico interno) para minimizar estas vulnerabilidades”.

El escándalo salpica de lleno al consejero delegado de la compañía, Brian Krzanich. El pasado mes de noviembre vendió la mayoría de sus acciones en Intel. Justo antes de que se conociera el grave fallo de seguridad que afecta a sus procesadores y que ha sido bautizado como Meltdown.

Las primeras noticias advertían de que las actualizaciones ralentizarían los ordenadores hasta un 30 %. No obstante, Intel defendió que “cualquier impacto en el rendimiento dependerá de la carga de trabajo que se realice” y, para el usuario medio, “no debería ser considerable y se mitigará con el tiempo”.

ETN/Agenciaspositi

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí