8 de agosto: Día del orgasmo femenino

0
309
Foto: Archivo

Cada 8 de agosto se celebra el Día del Orgasmo femenino, fecha elegida para hablar de sexualidad “sin tapujos”.

Circulan varias teorías sobre la razón para celebrarlo en esta fecha, pero la más conocida es que en 2001 el brasileño José Arimateia Dantes, concejal de Esperantina, impulsara una ley para que los habitantes de ese pueblo hicieran un esfuerzo para que sus parejas alcanzaran el orgasmo.

“Es una cuestión de salud pública”, declaró en ese entonces el funcionario público, quién buscaba que se discutiera abiertamente sobre temas relacionados con la sexualidad. 

Arimateia Dantes, además, se apoyó en datos de un estudio de la Universidad Federal de Piauí, que revelaba que el 28% de las mujeres de ese lugar tenían dificultades para alcanzar el clímax.

A pesar de que 10 años después un nuevo alcalde decidió suspender el festejo, asociaciones de mujeres y otros colectivos se inspiraron en la idea para rendir homenaje al orgasmo cada 8 de agosto, surgiendo así el Día del Orgasmo Femenino.

El orgasmo y sus beneficios

Según la real academia el orgasmo es el fin de una relación sexual, el momento que nuestro cuerpo alcanza el nivel más alto de placer, segregando endorfinas que nos hace sentir más felices y acaban con muchas tensiones físicas.

Las endorfinas son una hormona que actúa como analgésico natural de nuestro cuerpo y es por eso que los orgasmos pueden aliviar los dolores de cabeza o incluso de la menstruación. Además pueden generar un estado de bienestar y ayudar al insomnio.

Tips para un feliz orgasmo

El orgasmo es exclusivo del ser humano. En él participan casi todas las partes del cuerpo: músculos, órganos, tejidos, aparatos reproductores y, sobre todo, una gran parte del cerebro.

Aunque todas las relaciones íntimas deberían culminar con un orgasmo, por desgracia no siempre sucede así. No te angusties: libera tus miedos y pon a trabajar estos diez puntos para que puedas disfrutar de una sexualidad plena.

1. Evita el apuro: La prisa es el principal enemigo del orgasmo. Despreocúpate de cómo alcanzar el orgasmo. Estos pensamientos producen tensión y tampoco te dejarán alcanzar el clímax si no los eliminas a la hora de la pasión. Recuerda que mientras más dure el coito, más sangre fluirá y más intenso será el placer.

2. Déjate llevar por la pasión: En vez de estar pensando en si conseguirás o no llegar al clímax concéntrate en lo que está sucediendo. Concibe el sexo como un acto de goce en sí, no como una carrera para llegar al orgasmo. Verás que el clímax llegará solo.

3. Enséñale a tu pareja a darte placer: Guía a tu pareja y enséñale lo que te gusta: dónde tocarte y de qué manera hacerlo. Puedes indicarlo no sólo con palabras sino también con acciones que le hagan saber que lo estás disfrutando.

4.  Siente sin pensar: Cuando ambos saben qué le excita al otro es más fácil tener una relación placentera. El orgasmo es mejor si se comparte.

5. Controla tus impulsos: Intentar retrasar el momento del orgasmo lo volverá mucho más intenso para ambos. En el caso de los hombres evitar la eyaculación es la clave para multiplicar los orgasmos femeninos.

6. Conserva tu condición física: Tener una buena condición es clave para mejorar tus encuentros pasionales: les permite aguantar más tiempo y realizar movimientos y posturas más exigentes, que pueden resultar mucho más placenteras que las tradicionales.

7. Trabaja tu zona genital: Practica los ejercicios de Kegel, basados en contracciones voluntarias de los músculos pélvicos; también puedes mover el vientre bajo durante la penetración para obtener una mayor estimulación de los órganos sexuales.

8. Explora tu cuerpo:  La única forma de saber lo que más te enciende es tener la confianza de tocarte a ti mismo.

9. Comunícate con tu pareja: La diferencia entre llegar al orgasmo mediante la masturbación o estando en pareja puede estar en la comunicación. “Una vez que sepas todo aquello que te gusta, ¡tienes que decírselo a tu compañero!”.

10. Juega y disfruta:  Besos, caricias, masajes y palabras al oído, entre otros, son un completo paquete de estimulación, que facilita alcanzar el orgasmo en una relación sexual. En promedio, un hombre llega a su máximo placer en 5 a 10 minutos, mientras que una mujer necesita entre 15 y 20.

ETN/ Con Información de Agencias

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí