Con un negrito, con leche o marrón, venezolanos celebran el Día Internacional del Café

1
864

Este 29 de septiembre, como todos los años se celebra el Día Internacional del Café, fecha que rinde tributo a esta bebida universal que reúne a amigos y familiares para conversar, festejar o compartir un momento en grata compañía y con el sabor y aroma característico de este elixir de los dioses.

Esta celebración data del año 1983 gracias a la promoción de la Asociación del Café de Japón, evento en el cual se celebró por primera vez un día internacional dedicado al café.

El café es considerado una bebida social por excelencia, indispensable para muchas personas, a quienes les resulta imposible pasar un día sin disfrutar del respectivo cafecito mañanero; un con leche para la tardecita y si está haciendo mucho calor, no cae nada mal un frapuccino, este último muy de moda en versiones de café frío, como frappe o helado.

También abundan hoy día, presentaciones gourmet con sabores añadidos como: canela, vainilla, chocolate y hasta coco.

Recientemente una empresa británica creó el café incoloro, una bebida transparente como el agua pero con todos los sabores y aromas característicos del café, así es el nuevo Clear Coffee.

Entre la originalidad y la rareza

Si hacemos referencia a los café más extraños del mundo, nos encontramos con sabores más aromáticos, impregnados de especias como el café con azafrán o con cardamomo, predilecto en la cultura árabe.

Café con mantequilla, consumido en Singapur, El Tibet y California: En Singapur todos suelen añadir mantequilla a su café para un sabor más rico. Hoy en día también puedes encontrar este tipo de café en California y en el Tíbet, donde beben el café con mantequilla de yak.

Mientras que en Vietnam es común tomar café con huevo, convirtiendo a la preparación en un especie de flan de café de textura suave y sedosa, esta bebida recibe el nombre de Ca Phê Trung, el cual se sirve en toda la ciudad vietnamita de Hanoi.

El café con sal marina está causando furor en Taiwán, donde una cadena de cafeterías lanzó entres sus productos el “Café de sal”, que tiene un singular y leve sabor salado que estimula las papilas gustativas de la lengua.

En Finlandia toman el café con queso: el Kaffeost es una especialidad finlandesa, en la que el café se vierte sobre cubos de queso. Se trata de un complicado proceso para hacer el queso, en que a la leche cuajada se le da forma de disco y se lleva al horno hasta que se dore, y luego se corta en cubos, sobre los cuales se sirve el café.

Café con licores, usual en distintos lugares del mundo, donde combinan café con bebidas alcohólicas como cerveza, ron, aguardientes y destilados, hasta con vinos y espumantes, como siempre será cuestión de gusto.

Si de dolencias y afecciones se trata, el café con limón parece ser una buena opción natural para aliviar síntomas de migraña, dolor de estómago, tos, gripe o resfriado y hasta para bajar de peso. 

Lea también: Café con cardamomo un binomio de aromas y sabores perfectos

Un guayoyito por favor

En las tierras fértiles venezolanas se cultiva este grano que forma parte de la cultura e identidad nacional. Los lugares cafetaleros por excelencia en el país, se encuentran en: Guárico, Sanare, Río Claro, Los Humocaros en Lara, Araure, Biscocuy y Chabasquen en Portuguesa, Campo Elías, Boconó, Flor de Patria en Trujillo.  También producimos café orgánico en Mérida, Trujillo, Lara, Miranda, Monagas, en Turmero, el el estado Aragua y en Sucre.

Tomar café para los venezolanos es tan rutinario como cepillarse los dientes cada mañana. Ideal para iniciar el día; para acompañar el desayuno; a media mañana; después del almuerzo; a media tarde para la acostumbrada merienda o para espantar la pesadez de la “hora del burro”; para compartir buenas noticias; concretar cerrar negocios; pasar un rato agradable; despertar en las largas noches de estudio; para compartir momentos de soledad entre tus pensamientos y tu, y hasta en los velorios o funerales también resulta ideal para acompañar el pesar de despedir un ser querido, con un café calentito que te apapache el alma.

Entre las variedades de café que conocemos los venezolanos destaca el guayoyito, un café negro clarito y dulzón ideal para las tardes; no puede faltar el cerrero de la mañanita fuerte e intenso para comenzar el día como debe ser; un marrón a media tarde nunca estará demás y el teterito para quienes les gusta más leche con café que café con leche.

Además de la diversidad de café ya tradicionales en el país, los venezolanos no le tememos a nuevas presentaciones, sabores o combinaciones, al final de cada día siempre habremos disfrutado de una buena taza de este brebaje mágico capaz de cambiar estados anímicos, analgésico para el dolor de cabeza y el pretexto perfecto para conocer a alguien especial.

El consumo de café se da en casi todo el planeta y aunque, en cada país tiene sus particularidades, es considerada una bebida social que no conoce de fronteras, que ha trascendido culturas y que no pierde vigencia en el tiempo. Además nunca faltarán razones para disfrutar de una buena taza de café recién colado.

Al final, no importa si es negrito, con leche, cortado o marrón; capuccino, mocaccino, latte vainilla o bombón; lo más sabroso del café además de su intenso aroma y delicioso sabor es la compañía con quien podamos compartirlo.

¡Feliz Día Internacional del Café!

ETN/ Aimeg García y Beriozka Fereira

 

 

1 Comentario

Deje un Comentario

Por favor escriba su comentario
Por favor escriba su nombre aquí